¿Por qué huelen mal las alcantarillas cuando va a llover?

800 600 Neteges Escobar

A todos nos ha pasado alguna vez que de repente caminado por la calle nos ha venido de golpe a la nariz un hedor pestilente de cloaca y hemos dicho: «Va a llover». Y al cabo de unas horas o al día siguiente, tormenta. Esto lo sabemos por sabiduría popular y por experiencia, pero ¿sabemos por qué pasa esto científicamente?

Empecemos por el simple hecho de porque las cloacas huelen mal en general. Todos los residuos que se lanzan al sistema de saneamiento se descomponen, en especial los residuos orgánicos que generamos en casa y en los baños. Por su contenido orgánico, la descomposición la producen unas bacterias, que a su vez crea unos gases muy desagradables.

Este hedor generalmente no sale de las alcantarillas y se mantiene bajo tierra, pero a veces la presión atmosférica lo saca a la superficie.

Cuando hay anticiclón, o sea, hace buen tiempo en general, la presión atmosférica es alta. Esto significa que el aire pesa y los malos olores de las cloacas –entre otras muchas consecuencias– se quedan bajo el suelo que pisamos. En cambio, cuando la presión atmosférica es baja, el aire pesa poco y permite que el hedor sobresalga y tengamos la sensación que las alcantarillas huelen mal. Una presión baja de la atmosfera indica que pronto va a cambiar el tiempo y que muy probablemente va a llover, por eso el mal olor de las alcantarillas es el mejor ‘hombre del tiempo’.

I una vez se pone a llover, si cae mucha agua, las alcantarillas vuelven a oler mal. El agua va ocupando espacio en los colectores, lo que provoca que el aire y los gases de la descomposición de los residuos orgánicos que anteriormente ocupaban todo ese espacio, se vean obligados a salir por el único respiradero que tienen: las alcantarillas de las calles.

En casa no debe pasar

Si en nuestra vivienda nos pasa lo mismo, mala señal. En casa no deberíamos notar que sube el hedor de cloaca por el váter o por el fregadero porque las tuberías tienen el sistema del sifón (una curvatura de la tubería en forma de U) para que haya siempre agua estancada y eso impida que los malos olores suban.

Pero si notáis en casa ese olor característico, primero probad de tirar la cadena del váter una vez, o hacer correr el agua del grifo un rato. Puede ser que por algún motivo el sifón no haya hecho su función, pero echando agua otra vez se solucione. Pero si hacemos esto y el hedor persiste, habrá que llamar a un fontanero. Puede que el sifón pierda agua o algún desperfecto peor.

Si esto pasa, puedes llamar a Neteges Escobar y nos encargaremos del problema.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button