Procesos industriales: Depuradoras

Procesos industriales: Depuradoras

Actualmente somos dependientes de una gran cantidad de agua para nuestro día a día. Litros y litros de agua corren por las tuberías de nuestros hogares, otros tantos son usados en industrias para cortar, limpiar o para su producción y hectáreas de campos utilizan sistemas de riego. Esta necesidad nos ha obligado a crear mecanismos para reciclar parte del agua utilizada y dotarla de una lógica calidad mediante tratamientos en las plantas depuradoras.

Pero, ¿cómo funcionan?

En una “Estación Depuradora de Aguas Residuales” se realizan tratamientos de naturaleza física, química y biológica. Existen varios mecanismos que pueden utilizarse, pero hoy vamos a explicar el más estandarizado.

1. Pretratamiento: en un primer paso se eliminarán todos los objetos de mayor tamaño que han sido arrastrados con las aguas residuales (plásticos, maderas, ramas,…) y las grasas flotantes. Estos elementos son los más fáciles de retirar y los más dañinos para el resto del circuito de tratamiento. En esta fase preliminar la planta depuradora funciona como un gran colador gigante.

2. Tratamiento primario: gracias a tanques gigantes que funcionan como decantadores conseguiremos eliminar los sólidos más pequeños en suspensión. Con este sistema mantenemos el agua retenida y conseguimos sedimentar los residuos más pesados. Estos sedimentos son retirados de forma automática. A partir de este punto, conseguiremos un agua sin sólidos y preparado para poder empezar un tratamiento biológico.

¿Qué es un tratamiento biológico? Proceso de descomposición de la materia orgánica mediante organismos vivos.

3. Tratamiento biológico o secundario: Ahora es el momento que las aguas ya libres de sólidos fluyan por diferentes tanques donde viven bacterias que se alimentarán de restos orgánicos que pueda haber. Durante todo este proceso, es muy importante mantener el agua en movimiento con unas grandes aspas para oxigenarla y que las bacterias puedan vivir y hacer su trabajo correctamente. El resultado ya se considera agua tratada y pudiera ser reconducida al medio natural.

4. Tratamiento terciario: con un agua ya tratada, lo único que podemos hacer es mejorar su calidad para el consumo humano y otras funciones del agua que requieren unos estándares más altos. Los procesos físicos y químicos serán los encargados de mejorarla.

partes de una depuradora

Vista la gran importancia de las depuradoras para nuestro sistema de reciclado de agua, se entenderá la necesidad de contratar a profesionales con experiencia para la limpieza de depuradoras y sus colectores. Nosotros tenemos al equipo humano más preparado, las herramientas más modernas y el conocimiento de más de 50 años para realizar un servicio perfecto en las depuradoras de nuestro territorio. Ver servicio

025 023 015 018

Deja un comentario

Your email address will not be published.