Un 2018 sin atascos en tuberías

Un 2018 sin atascos en tuberías

Empieza un nuevo año y entre los propósitos queremos que aparezca el tener un mejor cuidado de nuestras tuberías y bajantes, ya sea en casa o en el negocio. En muchos de nuestros servicios comprobamos que la causa más frecuente de atascos en las tuberías es el mal uso que se realiza de ellas.

Con pequeños gestos cotidianos podemos minimizar el riesgo y tener una mejor salud y ahorrarnos sorpresas desagradables, como por ejemplo baños atascados, párkings de comunidades inundados, bajantes con tapones, etc.

La prevención para evitar atascos en tuberías empieza por no usar los desagües como basura, por muy orgánica que sea el material que tiremos… ¡NO SE DESINTEGRA! Y puede acumularse en codos o adherirse a otros líquidos tirados previamente. Este punto también nos lleva a NO tirar aceites o productos químicos, su densidad y composición pueden deteriorar las paredes de los bajantes o favorecer la acumulación de residuos.

Tampoco nos confiemos con aquellos productos que nos indican que son aptos para tirar al inodoro. Las toallitas, por ejemplo, son una de las causas más importantes de atasco en las tuberías. Son biodegradables, pero no se desintegran lo suficientemente rápido como para llegar deshechas a las depuradoras, incluso provocan el atasco antes de su desintegración.

Revisa y limpia los codos del sistema de tuberías periódicamente. Es incómodo pero sencillo y los resultados para evitar atascos totales o parciales. Normalmente, son puntos de acumulación y los causantes de los malos olores.

Por último, es muy importante la prevención, sobre todo en comunidades de vecinos donde la utilización del sistema de tuberías es muy intensiva. Tanto para este caso como para cualquier servicio relacionado, os recomendamos tener nuestro teléfono a mano y llamarnos para cualquier consulta o servicio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.