Neteges Escobar

telefon

Transportar agua viene de lejos

Transportar agua viene de lejos

No decimos más que una obviedad cuando hablamos que el agua potable es esencial para la vida, ahora y durante toda la historia de la humanidad. Es por ello, que desde nuestros antepasados más pasados se han dedicado muchos esfuerzos en transportar agua y acercarla al núcleo de convivencia humana para almacenarla y consumirla.

Con el comienzo de la existencia humana, la vida ha transcurrido cerca de los ríos y lagos. Las posibilidades técnicas eran precarias y el transporte de agua se hacía complicado o imposible. Es por este motivo que los primeros asentamientos se produjeron cerca de lugares donde el agua potable fuera de fácil acceso.

Estas comunidades iban creciendo y cada vez era más complicado vivir todos cerca de los ríos y lagos y las necesidades iban cambiando, por este motivo se empezaron a crear los primeros canales para transportar agua y consigo los primeros pozos, hace 7.000 años en Jericó (Israel). Estos canales eran muy rudimentarios, simplemente excavaciones en la arena o la roca.

Poco a poco, los mecanismos de transporte de agua fueron sofisticándose, empezaron las primeras “tuberías” con los egipcios que utilizaron árboles hueco y los chinos y japoneses con cañas de bambú.

Las comunidades eran cada vez de mayor tamaño, así como sus necesidades. Las distancias aumentaban y la calidad del agua precisaba de tratamientos. Los primeros en aplicar técnicas para depurar agua fueron los egipcios en el 1.500 a.C. Las técnicas de potabilización de agua que utilizaban era mediante ebullición con fuego, el Sol o sumergiendo una pieza de hierro ardiendo dentro del agua. Otro método para la filtración de agua consistía en hervirla y colarla entre graba o arena.

Después de los egipcios llegó la antigua Grecia que por sus necesidades en número de habitantes y su más avanzada sociedad empezaron con sistemas de recogida, purificación y distribución a gran escala del agua, además mejorando los materiales utilizados y sirviéndose de cerámica, madera o metal para realizar este transporte. También se preocuparon por construir sistemas de evacuación de aguas ya utilizadas y la recogida y purificación de las aguas pluviales.

Pero fueron los romanos a posteriori quienes hicieron las megaconstrucciones para la distribución de agua y su almacenamiento, en grandes cantidades, en presas artificiales. A partir de las presas el agua se distribuía mediante tuberías hechas con materiales diversos (cemento, roca, bronce, plomo,…) .

Después entramos en un oscuro tiempo de no evolución en este sentido, incluso dando pasos atrás, por ejemplo en la edad media donde la contaminación de agua era permanente creando graves problemas de salud.

Con la revolución industrial vuelven los grandes avances en este campo, conjuntamente con la inercia de innovación que se vivía en la época.

Pero no fue hasta 1804 donde encontramos la primera ciudad con suministro de agua potable para toda la ciudad, fue en Paisley (Escocia).

Deja un comentario

Your email address will not be published.