Atasco en las tuberías

Atasco en las tuberías

Especialistas en desatascos de tuberías en el Maresme y Cataluña pero amantes de la prevención y el mantenimiento en todos nuestros servicios. Por este motivo, debemos tener mucho cuidado con usar nuestro sistema de desagües como basura y así evitar molestos problemas en los momentos más insospechados.

Hoy nos centraremos en los 4 litros de media por persona y año de aceite vertidos a las tuberías y los problemas que pueden ocasionar sin nosotros darnos cuenta. Son muchos quiénes nos advierten, son pocos los que nos explican. Creemos firmemente que la base de la prevención es el conocimiento.

reciclar aceite

Todos hemos intentado mezclar agua con aceite alguna vez en casa y hemos comprobado empíricamente las diferentes densidades de los dos líquidos. Este efecto pasa exactamente igual dentro de nuestro sistema de tuberías doméstico y público. De esta manera, favorecemos la creación de bacterias y malos olores.

Otro problema más grave pero menos frecuente se da cuando existen grandes cantidades de aceite acumulado dentro de una misma tubería con poca pendiente y se mezcla con jabones domésticos. Esta mezcla puede ocasionar atascos en las mismas y graves desperfectos en las estaciones de bombeo y depuradoras. Además, son problemas costosos debido a la problemática de tener que encontrar el punto exacto del bolo, usar maquinaria especial para encontrar el registro oculto de acceso y si no lo hubiera incluso se debería levantar el suelo.

Si tenemos en cuenta su densidad y viscosidad, nos podemos percatar de una forma lógica que la cantidad de agua y temperatura que necesitamos para disolver este líquido es elevada, generando mayor gasto energético e incremento de costes. Se estima que cada hogar aporta entre 40 y 50€/año solamente para la disolución del aceite y otros líquidos similares.

Nuestra irresponsabilidad también afecta a los seres vivos de los ecosistemas de los ríos. Si el aceite lanzado en las tuberías llega a su hábitat provoca una fina capa superficial que evita el intercambio de oxígeno. Además, uno de los datos escalofriantes sobre este tema nos indica que 1 litro de aceite puede llegar a contaminar 10.000 litros de agua.

Grandes y molestos problemas que pueden ser evitados con dos objetos sencillos: un embudo y una botella. Debemos guardar el aceite y llevarlo a los puntos verdes o puntos limpios que existen en todas las ciudades para cuidar nuestras tuberías y el medio ambiente.

Entre muchos usos del aceite reciclado encontramos la creación de biodiesel, un combustible que produce un 98% menos de dióxido de azufre, un 40% menos de humo y un 10% menos de dióxido de carbono comparado con el diesel convencional.

Un pequeño gesto puede eliminar un residuo altamente contaminante del agua, podremos reutilizar el agua que llega a las depuradoras, abarataremos el proceso, frenaremos el deterioro del sistema de saneamiento y, en definitiva, cuidaremos al medio ambiente.

aceite tuberías

Deja un comentario

Your email address will not be published.